I.E.S. Izpisúa Belmonte

Información académica


FALTAS  DE  ASISTENCIA  DE  LOS  ALUMNOS


Justificante de faltas para los alumnos (Descargar)

Es obligatorio justificar las faltas de asistencia, por escrito, en los 5 días siguientes al de incorporación a clase

 

A continuación recogemos los aspectos más importantes sobre las faltas de asistencia del alumnado recogidos en nuestras normas de convivencia:

La asistencia de los alumnos a clase es obligatoria.

El control de la asistencia y puntualidad del alumnado se realizará diariamente a través de la plataforma Delphos. Los profesores introducen diariamente las faltas y retrasos de sus alumnos en el sistema utilizando los medios que tienen a su disposición.

El centro facilitará, al máximo, a todos los padres la posibilidad de recibir mediante SMS las faltas a clase de sus hijos a través de la plataforma Delphos-Papás.

El profesor informará inmediatamente al profesor-tutor cuando un alumno falte más de un día consecutivo. En este caso el profesor-tutor se pondrá en contacto con los padres para solicitar información del motivo de las faltas.

En caso de acumulación de faltas, justificadas o no, el profesor-tutor se reunirá con el alumno y sus familiares para informarles de las consecuencias de las faltas y proponer soluciones.

En caso de persistir las faltas de asistencia, el profesor tutor lo comunicará al educador social que contactará con los padres para valorar la situación e iniciar las actuaciones pertinentes.

Las faltas de asistencia y puntualidad de los alumnos a las clases ordinarias y a las actividades complementarias se justificarán por escrito firmado por los padres o tutores del alumno en el plazo máximo de una semana al profesor correspondiente.

Cuando un alumno a lo largo de un mes falte a 12 clases o más, se le comunicará a sus padres mediante un SMS.

En la información enviada a los padres al finalizar cada período de evaluación se incluirá el recuento total de los períodos lectivos a los que sus hijos hayan faltado.

El retraso sistemático e injustificado tendrá la consideración de conducta contraria a las normas de convivencia.

La asistencia a clase es un requisito indispensable para una evaluación positiva del alumnado y para poder realizar un seguimiento coherente del proceso de aprendizaje. La falta a clase de modo reiterado puede provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios generales de evaluación y la propia evaluación continua. Los Departamentos didácticos recogerán en sus programaciones actuaciones alternativas para este tipo de alumnado.

La falta reiterada a clase en enseñanzas no obligatorias puede provocar la pérdida de matrícula cuando lo permita la normativa vigente.


Subir arriba